Como ya se ha comentado en otras ocasiones, la imagen mental que nos hacemos de cada porción de la Tierra es consecuencia del tipo de mapamundi que estemos acostumbrados a ver, lo que depende del país en el que hayamos crecido.

Ya sea por cuestiones prácticas, por tradición o por cuestiones sociopolíticas, en cada país de Europa se utiliza habitualmente un tipo de proyección cartográfica, lo que influye en la imagen que se tiene del continente y también del resto de países, en ocasiones distorsionada.

¿Barcelona al sur?

Durante algunos años viví en Nápoles, al sur de Italia. Como cualquier expatriado sabrá de buena tinta, el 50% de la conversación se va en explicar de dónde viene uno. Como mi provincia (Murcia) no es conocida en el extranjero, después de algún tímido intento de explicar su situación, abandoné y pasé directamente a la fase 2: “Soy del sur”. Sorprendentemente, la mayor parte de las conversaciones tomaban el siguiente derrotero, invariablemente:

—¿De dónde eres?

—Del sur de España

—¡Ah, el sur! La gente del sur es como nosotros: sol, playa, fiesta… ¿De qué ciudad, de Barcelona?

—¿Barcelona? Pero si Barcelona está al norte… [Respiración profunda]

—¿Cómo que al norte? ¡Si está en el mediterráneo! ¡Está al sur!

—¡¿Pero y eso qué más da?! También Génova es mediterránea y está al norte de Italia… [Ahí el interlocutor se bloquea, Ctrl+Alt+Supr…]

Más allá de la chanza, la increíble repetición de esta historia, incluso con personas que consideraba muy cultas, me llevó a plantearme el porqué. En este caso, la “culpa” la tiene el tipo de proyección cartográfica utilizada para representar Europa en cada país.

Los mapas de España

En los mapas españoles, la península ibérica normalmente se representa según una proyección cilíndrica de Mercator o bien mediante una cónica de Lambert, que en este caso no difiere demasiado de la anterior por abarcarse una porción reducida del globo.

En este último supuesto, el centro del mapa se coloca en posición vertical, es decir, el meridiano que pasa por Madrid normalmente tiene dirección casi vertical.

Mapa de España en español, con proyección de Lambert.
Mapa de España en español, con proyección de Lambert.

Esta repetida visualización a lo largo de los años ha hecho que la imagen mental aproximada que en España tenemos de la península ibérica es, normalmente, un cuadrado con el lado derecho un poco inclinado y con un “pico” en el sur:

Mapa de España y Portugal en español, con proyección de Mercator.
Mapa de España y Portugal en español, con proyección de Mercator.

Sin embargo, cuando se buscan mapas extranjeros de España, en muchas ocasiones se encuentran “inclinados”, es decir, según proyecciones de Lambert en las que ningún meridiano es vertical:

¿Por qué representar un país pequeño y de latitud no muy alta de esta manera, inclinado? Los términos de la pregunta no son banales.

A la hora de representar países de grandes dimensiones horizontales cerca de los polos, normalmente se utiliza una proyección cónica o azimutal. El objetivo es el de preservar lo máximo posible la equivalencia entre áreas.

Se minimiza así la distorsión a la que se ven sometidas las partes del país cercanas a los polos en las representaciones del globo en su conjunto.

Ejemplos claros son Rusia o Canadá (o la propia Antártida). En estos casos, el mapa se muestra “centrado”, es decir, el meridiano del centro del mapa aparece con dirección vertical, mientras que los extremos oriental y occidental quedan inclinados necesariamente.

Mapa de Rusia en proyección azimutal
Mapa de Rusia en proyección azimutal

Los mapas de Europa

En los mapas políticos de Europa de los países más occidentales, como es el caso de España, en ocasiones se prefiere la proyección de Mercator, precisamente para evitar la visualización inclinada del propio país:

Mapa de Europa español, con proyección de Mercator.
Mapa de Europa español, con proyección de Mercator.

Sin embargo, la proyección más extendida en el resto de países es la cónica o azimutal, centrados con el continente, tal y como puede apreciarse en el siguiente mapa político de Europa:

Mapa de Europa italiano, con proyección azimutal
Mapa de Europa italiano, con proyección azimutal

 

Mapa de Europa ruso, con proyección cónica.
Mapa de Europa ruso, con proyección cónica. Paradójicamente, en los mapas rusos la propia Rusia aparece cortada. Esto puede deberse quizás por considerarse un continente en sí misma, separado de Europa…

En efecto, en estas representaciones España aparece inclinada. Para el cerebro humano la horizontalidad y verticalidad son conceptos muy arraigados. Por ello inconscientemente no nos damos cuenta de que es un efecto óptico causado por el tipo de proyección.

Como consecuencia de ello (y corroborado por un elenco variado de italianos que se sometieron a mi test), la abstracción geométrica de España que se tiene es más parecida a un triángulo que a un cuadrado:

Toda la base de este triángulo es la costa mediterránea, que quedaría mirando al sur, incluida Barcelona. ¡Enigma resuelto!

8 COMENTARIOS

  1. Creo que además de hablar de los distintos tipos de proyecciones geográficas y discutir cuál es la mejor para representar un país, hay que hablar de lo que son los “mapas mentales”. Una profesora de Geografía nos decía que somos sonámbulos en el espacio. Para comenzar, pocos saben si los paras por la calle, por dónde andan el norte o el sur o son incapaces de orientarse para decirte dónde se encuentra algo. Desde la escala más pequeña, que es nuestra zona de confort (casa, barrio, pueblo o ciudad) hasta las escalas mayores (naciones, continentes o el mundo entero), los mapas mentales nos gastan malas pasadas porque muchas de las veces, el situar algo en un lugar erróneo deviene de nuestro desconocimiento “in situ” de ese algo. Si uno viene a Córdoba, España, donde vivo, y visita la Mezquita-Catedral, pensará que está orientada hacia La Meca, como deben hacerlo las mezquitas, cuando no es así. Tenemos un concepto mental y damos por hecho que se cumple siempre. Al hablar de norte y sur debemos especificar si estamos hablando del norte geográfico o magnético, para empezar. Y luego, efectivamente, de las percepciones que tenemos u otros tienen de nosotros. Los rusos piensan en una España con el sur hacia el oeste y con el norte hacia el este. Su proyección acimutal o cenital está muy bien para ellos, pero la proyección de Robinson es la que más ha calado en la mayoría de las representaciones cartográficas, por mucho que se estén empleando otras para casos específicos. Pero para mí, lo más relevante sigue siendo el “mapa mental” que cada uno tiene de los espacios que conoce, tanto vitalmente como visualmente a través de mapas. En cualquier caso, está muy bien el hecho de divulgar la geografía para que nos situemos bien en el espacio.

    • Hola Antonio,

      Muy interesante reflexión, totalmente de acuerdo. ¿Te animarías a escribir un artículo sobre esos mapas mentales en el blog?

      Saludos,
      Gonzalo

  2. No mucho por decir… pero lo que son las perspectivas y la percepción! Siempre me imaginé a Barcelona al sur!! Y como que pinta mas al norte que Madrid! Ya pronto iré por España y acomodaré las cosas! Digo… mi cartografía mental!

  3. Hola soy Jorge de Argentina. Luego de tu explicación logro entender algo para mí curioso que me quedó en la cabeza durante años.
    En 1979 viajé por Europa y en Roma compré una revista “Gente Motori”. Allí había un artículo cullo título decía: “La Ritmo (Fiat) piú bella si fá Strada (Seat) y viene dall Sur”.
    Por qué los italianos dicen que España está al sur, si Italia también lo está?
    Ahora lo tengo claro.
    Gracias amigo!!

    • Amigo Jorge, creo que en ese caso también influye que la sede de Fiat está en Torino, al norte de Italia, que se encuentra mucho más al norte de España (a la misma latitud que el centro de Francia). Teniendo en cuenta que el 80% de la población italiana vive en la mitad norte, para todos ellos lo español viene “dal Sud” ;) Gracias!

  4. Hola!!! Me llamó mucho la atención tu artículo. Primero, por el título, jejejeje… y después por la explicación. Yo soy geógrafa y mexicana, y ahora estoy viviendo en España. Antes de tener un mayor contacto con este país para mi Barcelona también estaba al sur!!! Mi lógica también era la misma: Mediterráneo igual a sur europeo; y no entendía cuando mis amigos españoles me decían que Catalunya estaba al norte… ¿Por qué??? Y si, todo depende de cómo representemos la “realidad” y con qué filtros miremos al mundo ;) Las proyecciones tienen muchas intenciones (no diría si buenas); tienen un claro objetivo: resaltar superficies determinadas dependiendo de su finalidad. Y sobre todo esas tendencias de querer poner y centrar todo en el norte, pues también tiene un discurso. Saludos!!!

  5. Interesante exposición y argumentación que nos hace reflexionar cuan importante resulta nuestra percepción cuando aplicamos una perspectiva diferente. Ello se puede extrapolar a numerosas convicciones que damos por buenas en nuestras vidas, simplemente, porque así nos la han hecho ver.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.