Corría la segunda mitad del siglo XIX cuando el Mapa Geológico de España y Portugal de Federico de Botella y de Hornos veía la luz. Se trataba de un mapa en el que se reflejaba una representación por colores de los terrenos geológicos y que, sin duda, constituye todo un avance para el estudio del suelo de la Península por su nivel de detalle.

Realizado en 1879, tenía una escala 1:2.000.000 e hizo acopio de datos propios y de otros autores. Fue realizado por el Ingeniero de Minas Federico de Botella y de Hornos, según sus propias observaciones entre 1848 y 1879. Lo publicó él mismo y redactó para su explicación una serie de conferencias publicadas bajo el nombre de España y sus antiguos mares.

La parte geográfica estaba basada en el mapa de España y Portugal Francisco Coello, autor del que puede ser considerado el primer “atlas” de las provincias españolas. La topografía fue obra de Mauricio Sala, la letra de Bacot y el cromo por de Ciriaco Vacas.

Mapa geológico de España y Portugal por el Ingeniero de Minas D. Federico de Botella
Mapa geológico de España y Portugal por el Ingeniero de Minas D. Federico de Botella y de Hornos, según sus propias observaciones desde 1848 a 1879 y los datos geológicos que se expresan, con el nombre de los autores de quienes proceden ; la parte geográfica por D. Francisco Coello ; la topografía por D. Mauricio Sala ; la letra por Bacot ; el cromo por D. Ciriaco Vacas. 1879.

En la leyenda del mapa se observan las distintas eras, épocas y terrenos, así como las formaciones y grupos. También las rocas igneas e hidrotermales de diversas épocas, entre las que se encuentran las graníticas, syeníticas, de los pórfidos, lavíca, basáltica y traquítica.

Detalle de la leyenda del mapa geológico de España y Portugal.

En este enlace de la Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid puede consultarse el mapa en la mayor calidad de las copias disponibles digitalizadas.

Nueva vida al mapa geológico con apariencia 3D

El mapa geológico de España y Portugal de Federico Botella y Hornos resulta de tal belleza que ha sido llevado a un modelo en tres dimensiones por parte del cartógrafo y especialista en ortofotos Sean Conway. Utiliza su conocimiento de las técnicas actuales para llevarlo a mapas antiguos con detallada información de altitud.

Mapa geológico de España y Portugal de 1879 con apariencia 3D.

El mapa utiliza datos de elevación digitales con un relieve sombreado aplicado sobre el mapa original de 1879, lo que le otorga una apariencia 3D. “Consideramos que nuestros mapas son obras de arte, por lo que los imprimimos y enmarcamos en consecuencia”, explican en su web.

Cada mapa se imprime de forma personalizada y sus editores no cuentan con inventario. “Solo cuando recibimos su pedido, lo imprime en nuestra impresora ‘Giclée’ de 12 colores, utilizando tintas de archivo de alta calidad que nunca se desvanecerán”, explican.

El proyecto, que está en curso, cuenta con mapas impresos a la venta en 2D, que desafían a la vista al parecer en tres dimensiones, como ocurre con el ejemplo del mapa de España y Portugal. En concreto, el mapa de Botella con apariencia de 3 dimensiones está a la venta.

Visualizaciones en 3D dan nueva vida a mapas antiguos

Conway es parte de una eclosión mediante la que hemos visto crecer las visualizaciones con apariencia en 3D elaboradas sobre mapas antiguos. Se trata de reinterpretaciones de mapas antiguos de diferente tipo que amplifican y realzan la belleza abrumadora de los originales.

Mapa en 3D de Islandia sobre la base de un mapa de 1945. JJ Serrano.

El diseñador malagueño JJ Serrano es uno de los autores que ha puesto en marcha esa elaboración de mapas en 3D con mucho éxito. Con él hablamos recientemente en Geografía Infinita en un artículo dedicado a la belleza de los mapas antiguos que cobran nueva vida gracias a las técnicas 3D.

El autor: Federico de Botella y de Hornos

Como se ha apuntado, el mapa geológico original, de 1879, fue realizado por Federico de Botella y de Hornos, un ingeniero de minas, geólogo y geógrafo físico. Pertenece a las llamadas “generaciones intermedias” de científicos españoles del siglo XIX.

Son los científicos que sirvieron de puente entre el desastre de las guerras napoleónicas, seguidas del reinado absolutista de Fernando VII, y el período de recuperación de la actividad científica. Una vuelta de la actividad investigadora que se inicia con la revolución democrática de 1868, para consolidarse durante los años relativamente tranquilos de la Restauración de Alfonso XII.

Federico de Botella y de Hornos nació en Alicante en 1822 y estudió en París, donde su familia había emigrado por causas políticas. En la capital francesa se educó y formó como ingeniero en la Escuela de Minas, donde fue discípulo de M. Jean-Baptiste Elie de Beaumont, de quien heredó su gran afición al estudio de la Geología.

Detalle de la zona del Estrecho de Gibraltar del Mapa geológico de España y Portugal por el Ingeniero de Minas D. Federico de Botella y de Hornos. Fuente: Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid.

A su regreso a España convalidó sus estudios e ingresó en el cuerpo nacional de Ingenieros de Minas, que sería uno de los colectivos más destacados en el proceso de dar consistencia a la incipiente comunidad científica española. A tal efecto recuperaron hábitos de trabajo científico y contactos con el extranjero.

Fue jefe del distrito minero de Valencia, donde inició el estudio geológico de su zona. En  1849 pasó a integrar la Comisión para la formación del Mapa Geológico de la provincia de Madrid y el Mapa Geológico General del Reino. Allí trabajará con el ingeniero de minas y geólogo Casiano del Prado y Vallo (1797-1866). 

El mapa geológico de la provincia de Madrid representa uno de los primeros ejemplares de mapas temáticos de contenido geológico de nuestro país y empleó como base el mapa de la provincia de Madrid de Francisco de Coello.

Mapa geológico de la provincia de Madrid
Mapa geológico de la provincia de Madrid / formado por Casiano de Prado. – Escala [ca. 1:200.000]. – Madrid : Junta Estadística General del Reino, 1864. Realizado por Casiano del Prado y Vallo. Fuente: Biblioteca Regional de Madrid.

Su obra sobre la descripción geológica-minera de las provincias de Murcia y Albacete es pionera en su género al aunar por primera vez datos geográficos, geológicos y mineros. Esta obra, que mereció ser publicada por Real Orden, marca las pautas de los que serán la mayor pare de sus trabajos posteriores y sigue la concepción de la “teoría de los sistemas de montañas” de Elie de Beaumont.

Mapa geológico en bosquejo de las provincias de Murcia y Albacete por Federico de Botella según sus propias observaciones y las de SS. Pellico, Naranjo, de Verneouil, Collomb y Prado. 1863. Fuente: Confederación Hidrográfica del Segura.
Mapa geológico en bosquejo de las provincias de Murcia y Albacete por Federico de Botella según sus propias observaciones y las de SS. Pellico, Naranjo, de Verneouil, Collomb y Prado. 1863. Fuente: Confederación Hidrográfica del Segura.

En 1871, de Botella y de Hornos se unió a la ‘Comisión del Mapa Geológico’, donde dirigió la formación de los mapas geológicos de 17 provincias españolas. Formó parte de la primera junta directiva de la Sociedad Geográfica de Madrid, en 1876.

En 1873 realiza el estudio de parte de la provincia de Almería bajo las órdenes de la dirección del Mapa Geológico de España. Este trabajo le inspiró la idea del mapa hipsométrico de España, que fue con el tiempo uno de sus mayores logros científicos.

Se trata de un mapa del relieve que, conectando curvas de nivel de la misma altura, representa los cambios de altitud con una gama de colores predeterminada.

Mapa hipsomético de España y Portugal, por el inspector general de minas Federico Botella y de Hornos. Fuente: Bibliotéque National de France.

Lo autoeditó el propio De Botella y de Hornos en 1886, año en que también fue designado para la jefatura del Servicio Estadístico Minero, lo que le llevó a realizar numerosas expediciones por la Península. También proyectó la publicación de monografías de los distintos grupos minerales de España.

Todos estos trabajos le valieron amplio reconocimiento dentro y fuera de España. Fue socio honorario de varias corporaciones científicas e individuo de número de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Presidió la Sociedad Española de Historia Natural y ocupó la primera vicepresidencia de la Sociedad Geográfica de Madrid, de cuya fundación tomó parte. En 1895 terminó su vida activa.

Su empeño en estos últimos años fue el de conseguir que el Ministerio de Fomento mandase un ejemplar de su mapa a cada escuela infantil, para que los niños fueran educados desde pequeños en el amor a la Geografía.

Pese a renunciar a sus derechos en beneficio del Estado, no tuvo la respuesta esperada, pero sí consiguió publicar él mismo, poco antes de su muerte, una tirada de su gran obra: el Mapa Hipsométrico. Le había dedicado más de veinte años de trabajo vocacional y lo legó al Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

El mapa geológico de España de 1864

Por su parte, el ingeniero de Minas Amalio Maestre (1812-1872), que fue director del Servicio de Minas entre 1861 y 1865, capitaneó con anterioridad, en 1864, la realización del siguiente mapa geológico que comprende la península Ibérica y las islas Baleares, fechado. Es también una representación por colores de los terrenos geológicos.

Para su realización se utilizó como base cartográfica, al igual que en el de Federico de Botella Hornos, el mapa de España y Portugal de Francisco Coello.

Mapa geológico de España de 1864.
Mapa geológico de España de 1864. Fuente: IGN.

En el ángulo inferior derecho se sitúa el título y la mención de responsabilidad junto al responsable de la litografía. A su izquierda los signos convencionales. Encima aparece una breve explicación de los terrenos de España atendiendo al período geológico de su formación. La hidrografía representa la red principal con denominación de los ríos más importantes.

Leyenda del mapa geológico de España de 1864.

Fuente:

Además de las citadas y enlazadas en el artículo esta biografía de la Real Academia de la Historia.

4 COMENTARIOS

  1. O próprio mapa indica Espanha Y Portugal, mas a vossa limitação e falta de respeito é muita…
    Que triste
    E este é um blof de geografia?
    Ridículo

  2. Corrijam o título, ignorantes! Está mais que um país representado.
    Ohhhh, que falta de respeito. Portugal foi país antes de Espanha!

    • Toda la razón María, acabamos de corregirlo en el titular, perdón por el olvido.
      Somos unos enamorados de Portugal.

      Un saludo cordial y nuestras disculpas de nuevo
      Gonzalo

  3. Por si lo veis oportuno, aparte del mapa de Amalio Maestre, en el Catálogo de la Cartoteca del IGN tenéis varios mapas de los que citáis

    Mapa geológico de España y Portugal de D. Federico de Botella
    http://www.ign.es/web/catalogo-cartoteca/resources/html/003710.html (Ficha)
    http://www2.ign.es/MapasAbsysJPG/20-K-4_01.jpg (Descarga)

    Mapa Geológico de la provincia de Madrid, 1864
    http://www.ign.es/web/catalogo-cartoteca/resources/html/003670.html

    Descripción geológico-minera de las provincias de Murcia y Albacete, 1868
    http://www.ign.es/web/catalogo-cartoteca/resources/html/009111.html

    Mapa hipsométrico de España y Portugal
    http://www.ign.es/web/catalogo-cartoteca/resources/html/003624.html

    Precioso artículo. Un saludo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.