Cambia la hora… pero no para todos: los países que no mueven sus relojes

15

Más allá de preguntarnos para qué sirve el cambio de hora, lo cierto es que se realiza en la mayoría de los países occidentales, si bien no en todos a la vez. Aún así hay países que mantienen las manecilas de sus relojes estáticas y no atienden a este cambio de hora. Esa noche tienen las mismas horas de sueño –o de fiesta nocturna– que siempre.

Los relojes cambiarán hoy en gran parte del mundo occidental. Fuente.
Los relojes cambian hoy en gran parte del mundo occidental. Fuente.

El Daylight Saving Time (DST) o el cambio del horario de verano al de invierno (y viceversa) es una convención por la que se adelantan los relojes una hora en primavera para aprovechar más la luz del día. En otoño, vuelven a atrasarse, para regresar al que sería su estado “estándar”. Pero no todos los estados siguen esta convención. Algunos han pasado por el DST, pero han dejado de hacerlo, mientras que otros nunca lo han utilizado.

En Europa, cambiar de horario en primavera y en otoño es ya costumbre, excepto en Bielorrusia y la parte europea de Rusia. En América del norte, cambian la hora en Estados Unidos, Canadá y México, salvo algunas zonas. Es, concretamente, el caso de Arizona y Hawaii, en Estados Unidos; Sonora, en México; y Saskatchewan, en Canadá.

En azul las zonas que observan el UTC en el hemisferio norte, en naranja, las zonas que observan el UTC en el hemisferio Sur en gris ocuro, zonas que lo observaron y en gris claro zonas que nunca lo han hecho.

En América Latina, el UTC es observado por Paraguay, Uruguay, Chile y el sur de Brasil. Venezuela, Surinam, Guayana y Guayana Francesa nunca lo han utilizado. Pero el resto de países latinoamericanos han pasado por el UTC en algún momento de su historia, generalmente durante la crisis del petróleo. Por ejemplo, Argentina dejó de utilizar el UTC en 2009 y posteriormente sólo ha realizado cambios de hora en algunas regiones para ahorrar energía.

Por ejemplo, en Rusia, el horario de verano fue introducido por primera vez en 1917 por el gobierno provisional y se abandonó por decreto del gobierno soviético cinco meses después. Fue reintroducido en abril de 1981 hasta que en 2011, el por entonces presidente Dmitry Medvedev anunció su cancelación. En la campaña de 2012 Vladimir Putin habló de volver al horario de verano, si bien finalmente decidió no ponerlo en marcha.

En Asia, China experimentó con el UTC desde 1986, pero lo abandonó en 1992. Malasia, lo usaba desde 1933, pero dejó de hacerlo en 1981. Corea del Sur lo utilizó en dos periodos, 1955–1960 y 1987-1988. Turquía, Irak y Azebaiyán también cambian de horario. En Oriente Próximo, lo mismo ocurre con Israel, Palestina, Siria, Líbano y Jordania.

En África, Libia, Namibia y Marruecos, así como parte del Sáhara Occidental observan el UTC. La mayor parte del continente nunca lo ha utilizado. En Australia, el Territorio de la Capital Australiana y los estados de Nueva Gales del Sur, Victoria, Tasmania y  Australia Meridional –en total menos de la mitad de la superficie del país– sí cambian de hora. En Oceanía, también en Nueva Zelanda y en Papúa Nueva Guinea cambian el reloj.

Historia del UTC

Las civilizaciones antiguas, al parecer, ya utilizaban prácticas similares y ajustaban sus horarios diarios al sol. Por ejemplo los relojes de agua romanos o clepsidras cambiaban sus escalas para los diferentes meses del año. Ya en nuestros días, hay cierta “controversia” acerca de la autoría de este cambio de horario.

El inventor y político estadounidense, Benjamin Franklin, lo habría concebido, durante su estancia en París, en 1784. Publicó un ensayo titulado “Un proyecto económico para disminuír el coste de la luz” que proponía economizar el uso de la iluminación adelantando los horarios para hacer uso del sol de la mañana.  No obstante, muchos creen que la idea del cambio de hora fue propuesta por primera vez en 1895 por el astrónomo británico George Vernon Hudson.

cambio hora

En cualquier caso, fue puesta en marcha por primera vez por Alemania y Austro-Hungría el 30 de abril de 1916, en plena primera guerra mundial, para disminuír el uso de carbón en la contienda. Enseguida se sumaron al carro el resto de contendientes. No era plan de hacer la guerra en diferentes horarios. Roosevelt llegó a llamarlo “el horario de la guerra”. Pero ha quedado también para tiempos de paz.

Muchos países lo han llevado a término en diversos momentos desde entonces. Por ejemplo, gran parte de Estados Unidos –no todo el país– lo utilizó en los años 50 y 60, si bien cuando verdaderamente se extendió al resto del mundo fue durante la crisis del petróleo de 1970. Desde entonces ha sido ampliamente utilizado en América del Norte y Europa, así como en otras zonas del resto del planeta.

* Fuentes: este artículo sobre la historia del DST, este, muy completo, de la wikipedia en español y este de la inglesa. Esta lista de las variaciones sobre la aplicación del DST por países.

*Fe de errores: Data Saving Time, como se había referido el DST, es Daylight Saving Time, como bien se apunta en uno de los comentarios.

Actualizado 29/10/2016

15 COMENTARIOS

  1. La convocatoria del VII Premio para Racionalizar los Horarios Españoles tiene como objetivos prioritarios: conciliar nuestra vida personal, familiar y laboral; favorecer la igualdad; mejorar nuestra calidad de vida; dormir el tiempo suficiente; favorecer la salud; mejorar la productividad; disminuir la siniestralidad; apoyar el rendimiento escolar; facilitar la globalización; y, en definitiva, dar mayor valor al tiempo. Todo esto pasa, ineludiblemente, por racionalizar nuestros horarios, hacerlos más humanos, y normalizarlos con los demás países de la UE.

    Todo esto está muy bien pero lo primero y fundamental para poder racionalizar los horarios de los españoles y sobre todo de los gallegos será adecuar los usos horarios a los territorios modificados en la época de Franco y asumidos como normales en nuestros días.

    España tiene un horario que no le corresponde (por supuesto Galicia mucho menos) por su situación geográfica.

    Dentro de la población ocupada, hay que distinguir el horario de los que terminan pronto de trabajar y se retiran pronto por las tardes. Ese horario es muy diferente al de los que trabajan hasta altas horas de la tarde y se retiran más tarde. El primero estará más cerca de los usos horarios europeos y el segundo responde a la pauta tradicional española. Aquí la tradición es relativamente reciente, pues sabemos que hace un siglo el horario urbano se asemejaba al rural y ambos coincidían con el modelo europeo citado. El cual consiste en adelantar todo lo posible la jornada para retirarse pronto.

    Esto se debe en gran parte a que España tiene una situación horaria que no le corresponde por su situación en el mapa:

    La raya es el meridiano de Greenwich que coincide con el horario exacto de Europa occidental también conocido como tiempo universal coordinado, los territorios situados hasta 15 grados al oeste de dicha raya tienen horario de Europa occidental (en azul), los situados 15 grados al este tienen una hora más – horario de Europa central (en rojo) – los situados más al este horario de Europa oriental (en verde) etc.

    Sin embargo, una vez más ’Spain is different’ y a pesar de estar situada en el extremo de Europa occidental tiene horario de Europa central (imagínense como estamos en Galicia…).

    Esto es así desde que en 1940 al régimen de Franco se le ocurrió añadir una hora para así tener el mismo horario de la Italia fascista y de la Alemania nazi, en vez del de países más cercanos como Inglaterra, Portugal o Marruecos.

    Después, en los años 80, el PSOE institucionalizo la costumbre de añadir una hora más en verano por lo que el desfase horario respecto de la hora solar durante seis meses en la península es de más de dos horas (En Galicia más de tres).

    El resultado de todo esto es ya sabido: en España amanece más tarde que en ningún sitio y por tanto se entra a trabajar más tarde y se sale más tarde, teniendo que partir en dos la jornada laboral, que se hace interminable, siendo esta una de las causas de la baja productividad de nuestro país, encima hay que salir de noche a trabajar, aumentando las posibilidades de accidente de tráfico o laboral. Además, los calurosos días de verano se hacen interminables con casi dos horas de desfase horario en Cataluña (que a pesar de ser junto con las islas Baleares la única región Española situada en la zona horaria de Europa central, sigue estando bastante mas cerca de meridiano de Greenwich que del meridiano de Europa central) y prácticamente tres horas de desfase en Galicia.

    No se entiende si hablamos de fomentar el ahorro sobre todo ahora en época de crisis, ¿que sentido tiene que tengamos la misma hora de países tan lejanos como Albania o Polonia? ¿Por qué no tener dos horarios diferentes uno para Canarias y Galicia y otro para la península? No tiene sentido mantenernos en una situación impuesta arbitrariamente hace más de sesenta años y que nadie se ha molestado en cambiar hasta la fecha. No hay razones económicas que lo justifiquen porque si así fuera otros países harían lo mismo. Volvamos a nuestro horario natural y reclamemos los dos horarios para nuestro país.

    La diferencia de Galicia no llega a 3 horas en verano, Galicia esta en término medio a 7º de longitud oeste (hora de Portugal) y Con respecto a lo que se habla del rendimiento y los horarios de trabajo, aquí en España ni que nos pongan la hora de la China se van a modificar las “costumbres adquiridas” ya nos acostumbramos a estar siempre retrasados con respecto a las costumbres de otros países, y además ¿que pensáis, que por atrasar la hora va a amanecer mas temprano? preguntadle a nuestros amigos alemanes o a los mismos Portugueses si en invierno no se incorporan igual a sus trabajos noche cerrada. En invierno pongamos la hora que pongamos no tenemos más que 9 horas de luz, (si se le puede llamar luz), asíque no le deis más vueltas al asunto, la naturaleza no la vamos a cambiar. !Pero lo podemos intentar¡

    Conclusiones personales:

    Dentro de la población ocupada en la que nos encontramos mi esposa y yo, somos doblemente afortunados pues nuestro horario es el mencionado anteriormente, de los que terminan pronto de trabajar y se retiran pronto por las tardes. Este horario está más cerca de los usos horarios europeos.

    En verano es cuando se acusa más el cambio debido a que España tiene una situación horaria que no le corresponde por su situación con el meridiano de Greenwich. Llegando a alcanzar luz solar cerca de las 23:00 horas, lo que va en detrimento de las horas de sueño y de descanso, con las repercusiones laborales que esto pueda ocasionar en algunos casos.

    Con respecto a los hijos cuando eran pequeños era más fácil de solucionar, pues la hora de dormir es la que marcaban las “persianas”, (“Mamá, Papá aún es de día”,”No, ahora ya es de noche”). Ahora con 16 años, le ocurre un poco como a los mayores, que al tener luz solar nos olvidamos un poco de la hora que es, con las consecuencias que eso trae a la hora de madrugar al día siguiente, acumulando ese cansancio a lo largo de la semana.

    Tristemente la solución es hacer más caso al reloj y menos a la luz solar.

    ¡ Galicia necesita el horario de Portugal y de Canarias!

  2. Totalmente de acuerdo. Al gobierno sólo le interesa el turismo y que España sea un país para venir a emborracharse y de juerga, y los que vivimos aquí a aguantarnos.
    Me parece increíble que nadie haya hecho nada a estas alturas.
    Mucha gente se ha acostumbrado a esto y así nos va. Todo el día trabajando y cuando llegas a casa a ver la tele hasta las tantas, a molestar al vecino que quiere leer, o dormirse pronto para dormir 8 o 9 horas, o simplemente relajarse en su hogar después de estar todo el día trabajando. Pues encima la ley dice que hasta las 12 puedes hacer ruido, esto ya sí que es increíble. Cuando a las 8:30 o 9 de la noche como muy tarde los niños deben de estar durmiendo (esto si les quieres mucho) y los mayores a las 10 o las 11 como mucho, ya que por la mañana te tienes que levantar sobre las 7. Pues aquí como tontos a ver los programas telebasura que nos tienen enganchados, que terminan más tarde de las 12.
    Vamos, que un país de pandereta. Y encima lees cosas tan absurdas como a los que están en contra de esta medida, alegando que “es que si llego pronto a casa, mi mujer me pone las pilas”. Y que esto se considere un motivo y no un tonto del culo, es otro indicativo del nivel cultural de este país.
    Y si quieres tener un nivel mejor, quieres prosperar como persona, pues eso, vete a otro país, pues no señores, no tengo el por qué irme de mi país porque ustedes quieran hacer de él un sitio de veraneo low cost.
    Genial tu artículo, ojalá más gente despierte y se tome esto en serio de una vez por todas.

  3. […] ¿Qué es esto de andar con el reloj para arriba y para abajo? Chile ya no cambia más la hora. El ministro de Energía del país anunció el pasado mes de enero que no habrá cambio de horario durante este año, por lo que se mantiene inalterado el horario de verano austral. El mandatario anunciaba anunció que “el Gobierno es consciente de que esta medida va a ayudar a mejorar la calidad de vida de las chilenas y chilenos y también a hacer un mejor uso de la energía”, en el momento del anuncio. Chile se suma así a la lista de países que no cambian de hora. […]

  4. Pues el “especialista” que redactó esta nota no sé qué tan bien informado pueda estar, si para empezar ni siquiera conoce el significado de las siglas DST, significan: Daylight Saving Time (horario de ahorro de muy de día), no Data Sabing Time… ¡¿De dónde sacó ese supuesto significado??!!
    Ahora, este cambio desde luego tiene sentido confirme más cerca se esté de los polos, dado que la diferencia en la iluminación solar en las distintas épocas del año se incrementa; a más cercanía con los polos, más sentido tiene ese cambio de horario… Pero en países ubicados entre los trópicos de Cancer y de Capricornio, y entre más cerca del ecuador, menos tiene sentido.

  5. Escrevo em português mas penso que não será difícil compreender-me.
    No Brasil há vários fusos horários (são 4!) e temos o “horário de verão”. Ver em Zonas horarias de Brasil – Wikipedia, la enciclopedia libre. Porém, vários estados (províncias) do norte e do nordeste do país solicitaram e conseguiram que ele não fosse aplicado porque estão próximos da linha do Equador e não havia muita economia no consumo de energia elétrica. Ou porque a população ficava sujeita aos perigos de sair para trabalhar em meio à escuridão, sujeita às violências. Estes estados permanecem no “horário de Brasília” durante o horário de verão.
    Então, temos parte do país, em que ele acontece (regiões Sul, Sudeste e Centro-Oeste) e em outra, que não acontece. Ver em Horário de verão no Brasil – Wikipédia, a enciclopédia livre

    • Hola Márcia,

      Se entiende perfectamente, te respondo en español ;) El caso brasileño me parece muy interesante y da desde luego para un artículo en exclusiva. Apuntado queda.

      Un abrazo,
      Gonzalo

  6. Absurdo, es absurdo estar cambiando los horarios, México lo hace por presiones de EUA y la cuestión es que en los recibos de luz no hay ahorro económico para los bolsillos de los mexicanos, sino todo lo contrario. Porque EUA es la economía que manda, al cambiar sus horarios, las Bolsas de Valores inician operaciones antes que México inicien operaciones y el pretexto que argumenta el gobierno de aqui: es que cuando la Bolsa de Valores mexicana inicia operaciones ya hay perdidas y con esto México se ve obligado a hacer el cambio de horario. Lo del ahorro de energía es puro cuento.

    • Hola Daniel, la verdad es que a menudo por encima de otras consideraciones, parece que el cambiar o no la hora tiene mucho de cuestión política.

      Un saludo,
      Gonzalo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here