Jesús de Nazaret nació y vivió en el espacio del Oriente Medio llamado aún hoy Palestina. Desde el año 64 a.C., esta región formaba parte del imperio romano. Históricamente ha recibido diferentes nombres: Judea, Canaán, Israel o Tierra Santa, si bien cada uno de ellos alude a realidades geográficas difusas y no estrictamente coincidentes.
Vista de Jerusalén
Vista de Jerusalén

La ciudad de Jerusalén

La ciudad actual de Jerusalén, a pesar de ser uno de los centros turísticos religiosos más importantes del planeta, no guarda apenas relación con la fisonomía de la ciudad antigua, escenario de la Pasión de Jesús.

Por entonces era, como muchas ciudades importantes de la época, una ciudad amurallada, tal y como se explica en este blog: “la totalidad del núcleo urbano aparecía rodeado de un muro que le daba un aspecto alargado de norte a sur”.

“La parte septentrional contaba con dos muros, uno dentro del otro: el primer muro norte o viaducto, que partiendo de la cara oeste del Templo llegaba hasta la fachada norte del palacio de Herodes y los comunicaba a ambos por el pasaje superior del muro; y rodeando éste, y abarcando una amplia zona hacia el norte, el segundo muro norte”, se añade.

Las edificaciones eran por lo común de una planta baja con un terrazo superior o desván no habitable, o de dos plantas, para los judíos más pudientes. Entre estas viviendas sobresalían, imponentes, dos construcciones de espectacular envergadura.

Una era el gran recinto del Templo (centro religioso y espiritual) con la fortaleza Antonia, y otra el palacio de Herodes el Grande (centro gubernamental).

Toda la ciudad se hallaba atravesada, de norte a sur, por una depresión o cauce llamado el valle de Tyropeón (en hebreo hagai). A ambos lados la población se asentaba sobre varios montículos.

Jerusalén en tiempos de Jesús
Jerusalén en tiempos de Jesús. Fuente.

Algunos de los lugares de los que se habla en el Nuevo Testamento y en los que habría estado Jesús durante su pasión y muerte han sido ubicados geográficamente, mientras otros todavía permanecen sin ubicar.

Los siete lugares que Jesús recorrió

Según las Escrituras, Jesús recorrió siete lugares antes de ser crucificado en el Gólgota. Esta tradición es reproducida por los creyentes en la tradición de las siete estaciones que los fieles realizan la noche del Jueves Santo y en la que se visitan otros tantos templos.

Recreación de Jerusalén en tiempos de Jesús
Recreación de Jerusalén en tiempos de Jesús. Fuente.

Esas estaciones comienzan en el cenáculo, el lugar de Jerusalén donde Jesús cenó con los apóstoles la última cena de su vida. Es también el lugar donde se reunirían los apóstoles después de la resurrección de Jesús y donde se encontrarían durante Pentecostés.

El huerto de Getsemaní

Después de la última cena, Jesús partió junto a sus discípulos en dirección al huerto de Getsemaní, en el monte de los Olivos, situado en el valle del Cedrón. Los alrededores de Jerusalén eran ricos en olivares y los olivos ocupaban el primer lugar entre los árboles y plantas de la ciudad y sus alrededores.

El suelo era muy apto para el cultivo de este árbol. De hecho, en tiempos de Jesús estaban los olivares mucho más extendidos que en la actualidad.

Huerto de Getsemaní en la actualidad.
Huerto de Getsemaní en la actualidad.

Getsemaní tiene su significado en el arameo ‘Gath-Šmânê’, que se traduce como ‘prensa de aceite’. En ese lugar es donde, según el Nuevo Testamento, Jesús acostumbraba a reunirse con sus discípulos a orar. Esto permitió a Judas, acompañado por los soldados, encontrarle.

Al anochecer, después de que Jesús fue arrestado, fue llevado a la casa de Anás donde fue detenido, interrogado y golpeado. Anás se lo entregó a Caifás, pero Caifás no tenía autoridad para ordenar pena de muerte, por tanto llevó a Jesús ante Pilatos, gobernante romano en Judea, para que decidiera su suerte.

La parte alta de la ciudad de Jerusalén

Estos lugares estarían situados en algún lugar de la parte alta de la ciudad de Jerusalén, donde los judíos más influyentes en los tiempos de Cristo vivían en espléndidas casas, muchas de ellas construidas en tiempos del emperador Herodes quien inició la reconstrucción masiva de la ciudad.

Posteriormente Jesús habría acudido a la residencia de Poncio Pilatos, donde fue acusado por los judíos. Con respecto a la residencia de Pilatos, no se conoce con exactitud, y se barajan dos lugares.

Uno sería la fortaleza Antonia, adosada al complejo del Templo y otro el antiguo palacio de Herodes, que estaría situado al oeste, cubriendo una parte de la muralla. Lo que sí se sabe es que en ambas edificaciones existieron guarniciones romanas.

Pilatos lo envió a Herodes, cuyo palacio fue el segundo edificio más importante de la ciudad, tras el templo de Jerusalén. Se construyó entre el año 37 y el 4 antes de Cristo sobre edificios anteriores.

Herodes devolvería a Jesús a Pilatos, quien según el Evangelio dio a elegir a la muchedumbre entre su crucifixión o la de Barrabás, siendo el desenlace conocido. Desde la residencia de Pilatos comenzaría el Vía Crucis cargando con su propia cruz hasta el conocido como monte Calvario.

El monte Calvario y el Santo Sepulcro

El monte Calvario o Gólgota (en arameo, Golgotha, ‘calavera’) estaba localizado en el noroeste de la ciudad de Jerusalén, adyacente a una cantera de caliza donde Jesús fue, según la Biblia, sepultado en una tumba tras su crucifixión. Algunos años después, la extensión de las murallas de la ciudad dado su crecimiento impidió que se continuase enterrado a las víctimas.

Interior del Santo Sepulcro de Jerusalén
Interior del Santo Sepulcro de Jerusalén

Actualmente el sepulcro en el que fue enterrado Jesús se encuentra en el santuario homónimo, el del Santo Sepulcro. Así, el lugar sería el punto exacto donde, según los Evangelios, se produjo la crucifixión, enterramiento y resurrección de Jesús.

Se encuentra dentro de la Ciudad Vieja de Jerusalén, la cual a su vez se ubica en la línea de confluencia entre la Jerusalén oriental (árabe) y occidental (judía).

4 COMENTARIOS

  1. Excelente artículo, permítanme una pequeñísima corrección:

    “El monte Calvario o Gólgota (en arameo, Golgotha, ‘calavera’) estaba localizado en el NOROESTE de la ciudad de Jerusalén”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.