“Hundimientos” de islas, desapariciones de países y conflictos fronterizos causados por Google Maps

4

Si uno busca en Google Maps la isla de Jura, situada en la costa occidental  de Escocia, se dará cuenta de que ha desaparecido. Así lo ponía de manifiesto hace unos días la agencia británica ‘Deadline’, a través de esta información. La única carretera que atraviesa este pequeño territorio flotaba en el mar y los contornos de la isla, como puede verse en la siguiente captura tomada del servicio de mapas del gigante tecnológico, a día de hoy siguen desaparecidos. Al hilo de esta “desaparición”, vamos a repasar otros conflictos y “pérdidas” sonadas relacionadas con Google Maps. Nadie es perfecto…Ni siquiera Google.

Captura de la isla desaparecida de Google Maps
Captura de la isla desaparecida de Google Maps

El problema informático de Jura no parece fácil de solucionar porque a día de hoy el todopoderoso Google no ha podido hacer nada. O eso, o ha subestimado el valor de este pedazo de tierra y ha decidido aplazar la cuestión. Who knows? La compañía, cuando fue advertida del falló prometió ponerse manos a la obra para solucionarlo: “Somos conscientes del problema y nuestros ingenieros están trabajando duro para arreglarlo”. “Esperamos que el mapa de Jura vuelva a la normalidad tan pronto como sea posible”, explicó un portavoz a ‘Deadline’. La isla existir, existe, tal y como se puede apreciar en la siguiente vista aérea.

Imagen satélite de la isla de Jura. Fuente.
Imagen satélite de la isla de Jura. Fuente.

La isla de Jura forma parte de las Hébridas del Sur, un archipiélago situado cerca de Glasgow. La habitan menos de 200 habitantes, que, según sabemos, no han acabo en el mar. Jura no sólo existe, sino que fue el lugar elegido por George Orwell para escribir buena parte de su celebérrima novela ‘1984’. Allí se retiró en 1946, a una casa propiedad de la familia del que por entonces era el editor del Observer, periódico en el que Orwell trabajaba primero como crítico literario, después como corresponsal.

Tras enviudar –su mujer murió en una operación rutinaria a causa de la anestesia– y quedar como padre soltero decidió abandonar el Londres de la posguerra y buscar el rumbo al norte, hacia la remota isla de Jura. Allí terminó una de las obras maestras de la literatura del siglo pasado.

El descuido, que no pasa de ser una anécdota, le ha venido muy bien a una pequeña destilería ubicada en la isla, Jura Whisky, que creó una campaña ad-hoc en las redes sociales. El usuario debía insertar las coordenadas donde creía que estaba la destilería y tuitearlas. De este modo pasaba a participar en un sorteo de lotes de sus productos.

Aunque no hacía falta que la destilería desapareciera del mapa junto a su isla para que fuera conocida en Reino Unido y fuera de sus fronteras. Atrae al año a unos 5.000 visitantes, la mayoría de los que acuden a Jura, y produce 1,4 millones de litros anuales de alcohol premium. Un whisky que debe ser conocido por el mismísimo Barack Obama, que les sigue en su cuenta de Twitter.

La isla de Jura también fue alabada por el Primer Ministro Británico, David Cameron, en el programa de radio de BBC 4 ‘Desert Island Discs‘, donde los invitados –siempre famosos– eligen qué discos se llevarían a una isla desierta. Y para historias estrambóticas, Jura fue elegida por los miembros de la banda KLF, en 1994, como el lugar donde quemar un millón de libras en billetes (y grabarlo, si no pa qué).

San Pedro y Miquelón, en el fondo del mar

En el pasado, hay más ejemplos de ‘patinazos’ de Google. Es es caso de San Pedro y Miquelón. En 2010, el territorio francés de ultramar, cercano a las costas de Terranova (Canadá), fue borrado del mapa. Sus tierras fueron a parar al mar, pero sus calles permanecieron en la superficie. Igual que Jura. El autor del tristemente extinto blog de mapas ‘The map room’, Jonathan Crowe, dejó constancia –con humor– del fallo a través del sistema de incidencias de Google Maps.

Como ya contamos en el blog, el achipiélago de San Pedro y Miquelón cuenta con una de las poblaciones más decrecientes del planeta. Fue fundado por pescadores de origen francés y vasco, de ahí que en su bandera aparezca la ikurriña. La caída de habitantes representa a un total de 57 personas, una cifra baja, pero que cobra más importancia cuando los pobladores de la isla son 5.774 en la actualidad, según la última estimación. En 2010 el número censados por el Instituto Nacional de Estadística francés era de 6.312 habitantes. Esto supone que durante ese periodo, la población ha caído un 8,5%. Pero eso es otro cantar.

Conflictos fronterizos en Latinoamérica y Asia

Con todo, los conflictos más “intensos” en los que se ha visto envuelto Google tienen que ver con las fronteras. De momento no han pasado a mayores, pero sí que han provocado alguna que otra tensión entre naciones vecinas y no siempre bien avenidas. Ocurrió en 2010 entre Nicaragua y Costa Rica.

Un grupo de militares nicaraguenses se adentró en Costa Rica y plantó su bandera. El comandante al mando de la operación arguyó que en Google Maps ese territorio aparecía como suyo, según explicaba el primer periódico del país, La Nación, en un artículo que ya no está en su web, pero que cita por ejemplo esta información de El País.

Comparación ente el mapa de Google y el de Bing sobre el trozo de frontera. Fuente.
Comparación ente el mapa de Google y el de Bing sobre el trozo de frontera. Fuente.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, llegó a aparecer en la televisión para pedir calma a la población. Google Maps emitió un comunicado explicando que los datos habían sido tomados del Departamento de Estado de Estados Unidos. En el texto recordaba algo que parece obvio, que  sus mapas no debían ser tomados como referencia para dirimir conflictos fronterizos.

La incursión del Ejército no fue inocente. Una zona del territorio fronterizo entre los países lleva siglos en disputa. Se trata de la conocida como Isla Calero. En 1858, el tratado de Cañas-Jerez determinó que la orilla sur del Río San Juan era para Costa Rica, mientras que el control del río quedaba en manos nicaragüenses, si bien Costa Rica tenía el derecho de utilizarlo para el comercio.

La zona disputada etre Costa Rica y Nicaragua. Fuente.
La zona disputada etre Costa Rica y Nicaragua. Fuente.

En Asia, otra frontera, en este caso entre Camboya y Tailandia, levantó polvareda. Así Camboya arremetió contra Google por lo que calificó como un mapa “radicalmente engañoso” de la disputada frontera con Tailandia, acusando al mayor buscador del mundo de ser “profesionalmente irresponsable”.

Zona disputada entre los dos países y que Google sombreó en naranja. Fuente.
Zona disputada entre los dos países y que Google sombreó en naranja. Fuente.

Los dos países estaban inmersos por entonces en un conflicto armado en torno al templo de Preah Vihear, del siglo XI, cuya propiedad fue a parar, tras años de diferencias, a Camboya en 1962, por una decisión de un tribunal internacional. El conflicto se reavivó en 2007 y continuó hasta 2011, cobrándose decenas de víctimas mortales en ambos bandos. A día de hoy, la titularidad de ese “punto caliente” sigue siendo camboyana.

Templo de Preah Vihear, centro del conflicto fronterizo entre Camboya y Tailandia. Fuente.
Templo de Preah Vihear, centro del conflicto fronterizo entre Camboya y Tailandia. Fuente.

Países desaparecidos

Georgia desapareció de Google Maps en 2008. En aquel momento se dijo que esa desaparición se debía a que Google había querido mantenerse neutral en la guerra que por entonces mantenían Rusia y Georgia por los territorios de Abjasia y Osetia del Sur, que querían independizarse de Georgia. Tras el conflicto, ambos territorios lograron el reconocimiento de una minoría de países, encabezados por Venezuela, y los georgianos que vivían en esas zonas tuvieron que abandonarlas.

Otro caso de desaparición de Google Maps es el de Corea del Norte, que hasta este año no aparecía en Google. De hecho, a día de hoy es posible ver desde el aire Pyongyang o consultar los mapas de los gulags, los campos de concentración norcoreanos. De hecho, los usuarios han incluído “recomendaciones“: “la comida deja mucho que desear”, “no hay Starbucks”…

* Fuentes: La historia de Jura la encontré en este artículo de The Atlantic Cities. La de Orwell está sacada de este artículo del Guardian, enlazado en The Atlantic Cities. El “hundimiento” de Saint-Pierre y Miquelon, en el citado ‘The mapa Room’. Este artículo sobre la disputa fronteriza entre Nicaragua y Costa Rica. Este artículo de Business Insider me recordó las desapariciones de Georgia y Corea. En él aparecen otras polémicas relacionadas con Google Maps.

4 COMENTARIOS

  1. Faltó colocar la disputa entre Guyana y Venezuela por la Guayana Esequiba (Zona en Reclamación) Google asume el espacio en reclamación como parte de la superficie de Guyana y la frontera venezolana con los límites del Laudo Arbitral de 1899.

  2. En el penúltimo párrafo, creo que hay un error cuando se dice que otro caso de desaparición es “el de Corea del Sur”, cuando creo que se refiere a Corea del Norte.
    Por lo demás, muy interesante artículo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here