Decir que un idioma se separa de otro, es nuevo, es una relatividad difícil de explicar.

¿Que los hablantes de un idioma no entiendan fases anteriores de ese idioma significa que son lenguas diferentes? Un griego contemporáneo no entiende el clásico, ni un vasco actual el euskera antiguo. Tampoco un hispanohablante actual entenderá el poema de Mío Cid tal como se escribió en su momento. Por no hablar del inglés actual y el sajón antiguo.

Me gusta poner el ejemplo del rumano. En la Edad Media el término “latín” se reservó para el idioma culto, escrito, que imitaba los textos clásicos. Para las lenguas vernáculas se usó el término “romance” (que viene de “romano”). “Rumano”, en realidad, no es más que el término “romano”, usado sin interrupción desde la antigüedad.

Es decir, los rumanos nunca han dejado de llamarse como siempre se han llamado desde hace más o menos 2000 años: romanos; y a su lengua la denominan como desde hace más de mil años: la lengua de los romanos. ¿El latín y el rumano son la misma lengua? Hay quien, con razón, diría que sí. Hay quien, con razón, diría que no.

El proceso por el que las lenguas indoeuropeas “dejaron” de ser indoeuropeo es el mismo que aconteció en cualquier otra familia de lenguas respecto a su lengua madre.

La expansión de las lenguas indoeuropeas en Europa y Asia

Los principales idiomas de la familia anatolia

La primera familia indoeuropea de la que se tiene constancia, que podríamos denominar más antigua, es la anatolia. Tan antigua es, que en época del Imperio Hitita había una lengua litúrgica, usada solo con fines rituales, que para algunos sería una de las últimas fases de la misma lengua indoeuropea. Realmente fascinante.

Los principales idiomas conocidos que forman parte de esta rama eran: el ya mencionado hitita, la más importante por el poderío militar y su expansión, el luvita, el palaíta, el licio, el lidio y el cario.

El Imperio Hitita en su máxima expansión

Así, encontramos que la península de Anatolia estaba llena de pueblos y lenguas indoeuropeos. Pero, ¿cómo llegaron hasta allí?

Historia de las lenguas anatolias

Podemos seguir dos teorías del origen de los indoeuropeos. La primera de ellas fue explicada en el anterior y primer artículo dedicado a los indoeuropeos, la de los Kurganes.

La segunda sugiere que el lugar de origen es precisamente Turquía. En ese caso, las lenguas anatolias no serían las más antiguas de las indoeuropeas, sino dialectos contemporáneos del propio indoeuropeo.

Aunque parece que esta segunda teoría ha avanzado, la comunidad científica se decanta aún por la de los Kurganes. Ahora bien, esta deja otro dilema. No sabemos la ruta elegida para llegar a la actual Turquía desde las estepas del sur de Rusia.

Podrían haber tomado el paso del Cáucaso o, más largo, haberse instalado temporalmente en los Balcanes para después cruzar el mar de Mármara e instalarse en la península asiática.

No hay ningún resultado concluyente para dar por buena ninguna de las dos rutas. Sin embargo, es seguro que entre 3200 y 3000 a.C. la península ya estaba ocupada por hablantes de lenguas indoeuropeas.

Las lenguas anatolias al occidente del Imperio Hitita

La caída del Imperio Hitita y el comienzo de la decadencia

Parece que fueron los frigios, otro pueblo indoeuropeo, a principios del siglo XII a.C., los que acabaron con el Imperio Hitita, aunque su lengua y las demás de la familia no murieron entonces. De hecho, después vemos cómo las anatolias conviven la famosa y trascendental familia griega, que llega alrededor del año 1000 a.C.

Tras la desaparición del reino frigio en el siglo VII a.C. aparece el lidio, cuya lengua oficial era de nuevo una lengua anatolia. Tenemos constancia de que esta lengua y otras hermanas se hablaban todavía en el año 500 a.C.

En el siglo VI a.C. los persas conquistan el Reino de Lidia, y después vendrán Alejandro Magno, Roma, etc. La familia anatolia, poco a poco, fue perdiendo hablantes, como siempre ocurre, a causa de la falta de necesidad de uso, el estigma social…

Máxima expansión del Reino de Lidia, el último estado con una lengua oficial anatolia

No tenemos una idea clara de cuándo dejaron de usarse, pero sabemos que no tenemos documentación posterior, ni siquiera nadie que mencionara el habla de estos pueblos.

Tanto fue así, que la familia anatolia fue olvidada, se perdió en un rincón de la memoria colectiva a la que nadie llegó hasta bien entrado el siglo XX.

Ahora, por suerte, la tenemos de vuelta y está más viva que en los últimos 2000 años.

Artículo anteriorBrevísima historia de la esclavitud
Artículo siguienteLos mapas de Juego de tronos y sus correspondencias con el mundo real
Bernardo estudió Filología Románica en la Universidad de Salamanca. Después cursó el máster de Español como Segunda Lengua en la Universidad Complutense de Madrid. Tras un año en Madrid haciendo diferentes trabajos, voló hasta Singapur para dar clases de español durante un año. Volvió a Madrid y dio clases en una academia de español para extranjeros y ahora es traductor y community manager para una empresa de bicicletas de prestigio internacional. Aunque estudió filología por pura vocación, sus intereses siempre han abarcado todas las humanidades, sobre todo la historia, el arte, la geografía o la filosofía.

1 COMENTARIO

  1. Hermosos e interesantes como siempre tus artículos, soy un apasionado por los mitos y leyendas, griegos, escandinavos etc. así que este tipo de notas me transportan, tengo también toda la colección de libros sobre Alejandro ya que lo nombraste, te aliento a que sigas entregando este tipo de notas, gracias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.