Saltar al contenido

Una estación de esquí francesa, a la venta en un portal de segunda mano

25 junio, 2013

La estación de esquí de Loge des Gardes es pequeña. Está situada en el Macizo Central  y cuenta con 20,5 kilómetros esquiables, el equivalente a la estación riojana de Valdezcaray. A una hora en coche de Vichy y a 45 minutos de Roanne, está emplazada en el departamento francés de Allier, en la región de la Auvergne. Su propietario ha decidido ponerla a la venta. Y para hacerlo ha elegido una fórmula poco habitual en el mundo de las estaciones de esquí, un portal de de venta de segunda mano.

Captura del anuncio de la estación en la web.
Captura del anuncio de la estación en la web.

Concretamente, se trata de la página web francesa ‘Le Boin Coin’, algo así como el segundamano.com del país vecino. Allí, habitualmente se puede encontrar desde una furgoneta a unos altavoces pasando por un tractor o incluso unas chanclas. Ahora, esa heterogénea lista se ha visto engordada con la estación de esquí de Loge des Gardes.

Para hacerse con ella, el comprador deberá desembolsar a su actual propietario 550.000 euros. El dueño pretende deshacerse de ella ante su inminente jubilación prevista para dentro de un año. Y ofrece el bien inmueble con el equipamiento propio de una estación de esquí y otros extras.

Hay locales comerciales, 2 chalets, una tienda, un hangar, la autorización para fabricar nieve artificial… Y cómo no, los telesquís (tres en concreto), así como un tapiz rodante. También tiene una tienda de alquiler de esquís, con mñas de 500 equipaciones de todo tipo. La instalación, que también dispone de equipamiento para actividades veraniegas, tiene hasta una crepería. Por si alguien se quisiera lanzar a la  aventura, ofrecen asistencia técnica durante el primer año.

Los inmuebles están incluídos en el precio. Fuente.
Los inmuebles están incluídos en el precio. Fuente.

Junto con el los locales y el material el propietario vende también su acuerdo para la ocupación del monte, con el organismo nacional que gestiona estas licencias. Según él, el negocio es totalmente rentable y estima la cifra de negocio anual entre unos 200.000 y 350.000 euros.

El dueño, un ingeniero retirado, se embarcó en la aventura de gestionar la estación de esquí con su esposa en 2001. A la hora de explicar la original fórmula para intentar vender su negocio, el dueño explicaba en el periódico local La Montagne que “¿por qué no proponerlo en un sitio de pequeños anuncios? Después de todo, los encontramos para hoteles y cámpings. Es comparable en términos de inversión y gestión”. Veremos si encuentra comprador.

* Fuentes: La historia la encontre en France Info, que a su vez la sacó de este artículo en un medio local.