Españoles y británicos, los que más alquiler pagan

0

Cuando se calcula la parte de los ingresos mensuales dedicados a pagar el alquiler, los españoles y los británicos son los ciudadanos de la Unión Europea que más esfuerzo deben de hacer para poder cumplir con él.

Ambos nacionales destinan el 39% de su sueldo a pagar el alquiler mensual, según ponen de manifiesto unos mapas publicados por la Federación Nacional de Vivienda de Gran Bretaña, realizados con datos de Eurostat. Así, el español medio destina el 39% de su renta a pagar el alquiler, lo mismo que un inglés.

El siguiente mapa muestra la proporción del ingreso mensual promedio que los residentes de cada país de la UE tienen que desembolsar para pagar una renta media. El mapa está basado en cifras de 2013 (el último año del que se dispone de datos para todos los países de la Unión). Como se aprecia claramente, la brecha sitúa a España y Reino Unido como los países en los que más caro resulta pagar un alquiler.

8c34dbf80
Porcentaje de los ingresos de un hogar dedicados al pago de una renta.

Los inquilinos de ambos países tienen que gastar el 39 por ciento de sus ingresos de medios en el hogar para pagar sus alquileres. La brecha de estos dos países con los siguientes en la lista, Suecia y Rumanía, es de un 4%. Allí los inquilinos medios tienen que pagar el 35% de sus ingresos para pagar la vivienda.

En España, el mercado del alquiler se ha duplicado

En el caso español, en un país que todavía lucha para recuperarse de su crisis económica posterior a 2008, sería de esperar que la falta de liquidez hubiera llevado a una bajada en los precios. Pero no es el caso. El mercado del alquiler en España se ha duplicado en los últimos cinco años.

Esto ha ocurrido ya que España era antes de la última crisis económica un país de propietarios de vivienda. Pero a medida que la burbuja inmobiliaria española se desinfló, los españoles tuvieron cada vez más difícil obtener créditos para comprar viviendas, ya que las condiciones se endurecían al tiempo qaue se perdían ingresos, vía desaparición de empleos.

Así las cosas, es mayor el número de inquilinos potenciales que busca su apartamento, mientras que los inquilinos ven como los costos de alquiler suben aun cuando su capacidad de pago se mantiene estática o en retirada.

Quizá no sea de extrañar que en estas circunstancias en Barcelona haya salido elegida alcaldesa Ada Colau, la cara mediática de la “lucha” contra los deshaucios. Tanto ella como Manuela Carmena, en Madrid han hecho, de la lucha contra los deshaucios, parte fundamental de su campaña electoral y de sus promesas. Ahora está por ver cómo lo resuelven.

Una sociedad hipotecada

En cuanto a los pisos adquiridos, recientemente se analizaba en este blog cómo la clase media española destina más de la mitad de sus ingresos anuales a pagar la hipoteca, con el correspondiente mapa interactivo por Comunidades Autónomas. Es lo que ocurre en el caso de una persona con un salario mediano (el más habitual) que adquiriera una casa de un tamaño medio -de 80 metros cuadrados- en el segundo trimestre de 2014. Lo recomendable es que el porcentaje del sueldo neto dedicado a pagar la hipoteca se sitúe por debajo del 33%.

Una vivienda de protección oficial en el madrileño distrito de Carabanchel. Fuente.

Concretamente, de los 968 euros de su sueldo neto, descontados IRPF y cotizaciones sociales, el español medio dedica el 51% en caso de que pague por un piso hipotecado de protección oficial, el 71% si es libre y tiene menos de dos años y el 67% si es de segunda mano.

En el siguiente gráfico se puede comprobar cuál es el porcentaje del sueldo neto percibido por un ciudadano medio (o por dos). De este modo, se puede saber la proporción de los ingresos de un hogar destinados a pagar la hipoteca. Se puede elegir entre tres tipos de piso según su tamaño (40 m2, 80 m2 y 120 m2) y tres tipos de vivienda según su tipología (libre, de segunda mano y de protección oficial).

Reino Unido, territorio para la especulación

Volviendo al mercado del alquiler, para quien conoce el mercado inmobiliario europeo, seguramente los altos costes del alquiler del Reino Unido no le pillen por sorpresa. Londres es mundialmente conocido como un centro para la especulación inmobiliaria internacional. La ciudad tiene viviendas que en cuanto se contruyen acaban en manos de los inversores.

Pero no es sólo un problema de Londres. En muchas otras regiones del Reino Unido, la demanda de vivienda está superando fácilmente la oferta. Incluso en aquellas áreas que hasta hace poco no sufrían burbujas, como Escocia.

En el otro lado se sitúa Letonia, donde el precio de los alquileres es bastante más asequible. El esfuerzo que tienen que hacer los inquilinos para pagarlos, considerablemente menor (15% de los ingresos). En Eslovaquia resulta más barato si cabe, con un 13% de los ingresos dedicados a la vivienda. 

En Europa occidental, Alemania y Portugal ofrecen la mejor relación de los gastos de alquiler respecto a la renta global. Con una cuarta parte de los ingresos, los inquilinos de ambos países dedican una parte razonable de sus ingresos a la vivienda. 

Si se atiende al precio en términos absolutos de un alquiler medio en la UE, la cosa cambia ligeramente. Aunque Reino unido sigue en cabeza, como se puede apreciar en el siguiente mapa:

EURentersAvgRent
Alquiler medio (en euros).

Con un alquiler de 902 € al mes por hogar, el Reino Unido tiene la renta media más alta de la Unión en términos absolutos. La segunda posición es para Irlanda, con 679 euros de media. Le siguen los Países Bajos, Dinamarca, España y Bélgica. Todos ellos por encima de 600 euros de media. Los precios más bajos para el alquiler se encuentran en Letonia, con 186 euros al mes. 

Fuentes: Además de las citadas, este artículo de Citylab.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here