Visiones del mundo: el mapamundi, según cada cultura

10

La visión que tenemos del mundo está sin duda marcada por el tipo de mapamundi que utilicemos y que hayamos aprendido desde pequeños. Como se verá a continuación, no será lo mismo situar a China o a Estados Unidos en el medio que centrar el planeta respecto a Australia o Chile. Es una elección radical que marca muchos otros planteamientos posteriores y cuyas implicaciones culturales y geopolíticas sobrepasan de largo a la propia representación.

mapa mundo chino mural
Mural con el mapamundi chino. Fuente.

El mapa que los estudiantes norteamericanos utilizaron en su infancia era un Rand-McNally (la marca que dominaba el mercado de los mapamundis educativos en este país). No sorprende que la visión estadounidense del mundo estuviera centrada sobre Estados Unidos en el eje este-oeste, mientras que Eurasia quedaba dividida en dos. La antigua Unión Soviética con sus once zonas horarias no era fácil de percibir para los americanos.

Consciente de esta limitación, Rand-McNally intentó compensar. Y para ello duplicó la parte central de Asia e hizo lo propio con India, que como puede observarse aparece dos veces en el mapa. En lo que se refiere a las diferencias Norte-Sur, el uso de la proyección Mercator, inventada en 1569 por Gerhard Kremer, también conocido como Gerardus Mercator, llevó a una infrarepresentación del las zonas más cercanas al Ecuador. Esta relegación del centro se pone de manifiesto al comparar la representación de Groenlandia, más grande que Sudamérica. En la realidad, el Sur de América (17.891.900 km2) es 8 veces más grande que Groenlandia (2.166.086 km2).

Representación del mundo utilizada en las escuelas de EEUU a lo largo del siglo XX. Fuente.
Representación del mundo utilizada en las escuelas de EEUU a lo largo del siglo XX. Fuente.

Los mapas europeos occidentales han tendido a representar el mundo en su eje este-oeste centrado sobre Europa Occidental, más precisamente sobre el meriodiamo de Greenwich, que por convención parece ser el centro del mundo. Este mapa aumenta exageradamente las dimensiones de las áreas más alejadas del Ecuador, de manera que, por ejemplo, Groenlandia, al igual que ocurre en el mapa estadounidense, parece tener dismensiones no muy lejanas a las de Sudamérica. Por otro lado, la vasta extensión del pacífico es difícil de visualizar al estar dividida en dos.

Tradicional visión europea del mundo sobre proyección Mercatos Fuente.
Tradicional visión europea del mundo. Fuente.

En cuanto a la división norte-sur, tal y como puede observarse, el Ecuador no está en la mitad del mapa, lo que privilegia la representación del norte sobre la del sur. Por otro lado, los polos, directamente desaparecen. Sin duda, la visión del mundo eurocéntrica es la que ha dominado la representación del planeta a través de los siglos. En esta página se puede observar toda una galería de mapas euro-céntricos utilizados en la actualidad.

Si te apasionan la geografía y los mapas...

No puedes perderte nuestra newsletter

En lo que a la visión rusa del mundo se refiere, la proyección dominante en el país tiende a situar a Moscú en el centro del mapa y a la masa eurioasiática ocupando más de la mitad de este, de manera que el continente americano aparece más estirado y estrecho de la cuenta.

Visión rusa del mundo. Fuente.
Visión rusa del mundo. Fuente.

El mapa del mundo de la República Popular de China centra el mundo, obviamente, en el Oceáno Pacífico, la aproximación más cercana para poner a China en el medio del eje este-oeste. En cuanto al eje norte-sur, el Ecuador está de manera precisa situado en el centro. Por otro lado, esta proyección acentúa la curvatura de los extremos, de manera similar a la proyección Mollweide, lo que enfatiza lo lejanos que aparecen, a ojos de los chinos, Europa occidental y Estados Unidos.

Mapa del Mundo chino
Mapa del Mundo chino Fuente.

El mapa de Australia del mundo es el más conocido de los que exploran la perspectiva de abajo a arriba. Desde un punto de vista astronómico, el polo sur bien podría ser el norte, y viceversa. La principal razón por la que la perspectiva elegida como representación generalizada del mundo es la que conocemos fue la elegida por Ptolomeo, el primero en hacer la representación norte-sur preponderante hasta nuestros días. Y Ptolomeo no era precisamente aborigen.

Mapa del mundo 'Upside-Down' australiano.
Mapa del mundo ‘Upside-Down’ australiano. Fuente.

En Australia, los mapas “The World Upside Down” (que aunque ponen el mundo al revés mantienen la proyección de Mercator) son todo un éxito, pero en otras partes del llamado cono sur también se pueden encontrar ejemplos, como por ejemplo en Chile. Allí, un senador y geográfo, Carlos Cantero, diseñó recientemente, a petición del Instituto Geográfico Militar, otro mapa con perspectiva contraria a la generalizada, que situaba a su vez a Chile en el medio del mundo. Según el parlamentario, “la idea que acompaña este nuevo concepto es la de fijar un criterio de Chile como plataforma comercial en la cuenca del Pacífico y educar y capacitar a la ciudadanía en esa línea”.

“Fijamos un criterio en que el sur es nuestro norte y cambiamos el estándar de que Chile debería estar abajo en el globo terráqueo. Hay muchos países que no usan ese estándar y por eso diseñé esto en que todo el espacio territorial de Chile queda en el centro del mapa”, explicó. La idea es llevar ese mapa a las escuelas.

Mapa del mundo de Chile diseñado por el senador Carlos Cantero
Mapa del mundo de Chile diseñado por el senador Carlos Cantero. Fuente.

En la vecina Argentina, en 2010, también decidieron cambiar el mapa que se enseñaba en las escuelas. El cambio afectó al mapa del país, que daba un mayor protagonismo a la Antártida, como al mapamundi que se enseña en los colegios. La norma provocó encendidas discusiones en los círculos académicos y algunas voces calificadas, según recoge La Nación incluso criticaron el espíritu “nacionalista” y “retrógrado” de la medida.

Después de más de cuatro años, lejos de dejar de existir, el viejo mapa, en el que la Antártida aparecía en una escala menor y estaba a un lado del territorio, sigue siendo el favorito tanto de los maestros como de los alumnos. Así, la enseñanza del nuevo mapa queda relegada a los libros de texto, y al mapa-pizarra que el ministerio de Educación se comprometió a enviar a cada escuela.

Los mapas de Argentina en su versión clásica y "moderna". Fuente.
Los mapas de Argentina en su versión clásica y “moderna”. Fuente.

 

Como puede observarse, detrás de la elección de una mirada para el mapamundi siempre hay unas connotaciones políticas. La elección de una perspectiva u otra marca la visión del mundo que sucesivas generaciones, nacidas y educadas en un determinado territorio, tienen del planeta. Una cuestión decisiva, que nace a partir de los mapas. 

* Fuente: este artículo académico escrito por John G. Blain y Jesusha McCormack publicado en Fundan University Press (Shangai).

Actualizado 10/02/2015 con la inclusión del ejemplo de Argentina.

10 COMENTARIOS

  1. Hola. Buen artículo. Me gustaría sin embargo aportar un par de precisiones sobre las menciones a la proyección Mercator.

    Dicha proyección no produce “una infrarepresentación del hemisferio sur” como afirma este post sino que aumenta el tamaño relativo de las regiones más alejadas del ecuador. La que queda infrarepresentada, por tanto, es la parte del mundo comprendida entre los trópicos y en particular países como Brasil, Nigeria o la India. Por el contrario, aumenta disparatadamente el tamaño aparente de territorios polares como Groenlandia, Nueva Zembla o la Antártida.

    Por otra parte, el mapa titulado en el post “Tradicional visión europea del mundo sobre proyección Mercator” no está en realidad dibujado según esta proyección. Es fácil darse cuenta porque sus meridianos son líneas curvas que convergen hacia los polos. En la proyección Mercator todos los meridianos son paralelos entre sí. Dicho esto, la proyección del mapamundi mostrado también tiene el defecto de exagerar el tamaño relativo de las regiones polares.

  2. Hola, Muy interesante artículo. Creo que la proyección del tercer mapa no es Mercator, sino Van Der Grinten, o Winkel Tripel (que por el caso… ;). Saludos.

  3. Muy interesante este artículo, así como también muchos otros.
    El Eurocentrismo y la proyección de Mercator han procurado “colocar” en el centro visual a Europa.
    Sin embargo, la realidad es otra. Europa no deja de ser un apéndice de Asia … tal y como lo demuestran las diferentes invasiones procedentes de la gran llanura centro-asiática.

    Ver un mapa japonés:
    http://i.minus.com/iKKWAvErpbrqL.gif

    Sin embargo, hecho en falta la proyección de Peters en algún de la muestra.

    pd. No olvidemos que el mapa es un instrumento de poder, siguiendo la linea de pensamiento de Lacoste.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here